• LOGO CRONOS 25 ANIVERSARIO
  • JUNGHANS

    Dos grandes logros

    Dos nuevos hitos marcan la trayectoria de Junghans, salpicada por toda una serie de emblemáticos relojes: por una parte, la firma celebra el centenario de una de las obras arquitectónicas de Philipp Jakob Manz, con el reloj “Meister Chronoscope Terrassenbau”; por otra, cabe señalar que la nueva versión del “max bill Automatic” ha sido merecedora de un Red Dot Award.
    El edificio de terrazas de Schramberg está considerado como una de las construcciones industriales más espectaculares del mundo. A principios del siglo XX, la demanda de relojes Junghans era tan grande que hizo necesario aumentar el número de puestos de trabajo en el estrecho valle de Schramberb, cuya superficie estaba ya prácticamente construida en su totalidad. El edificio de terrazas de nueve plantas se construyó directametne sobre la ladera, en menos de dos años. De esta manera, desde 1918, todos los relojeros pudieron aprovechar la luz directa del sol en sus puestos de trabajo. El edificio fue durante décadas el corazón de la fábrica de relojes Junghans, donde sobre todo en los años 50 y 60 se crearon numerosos calibres.
    En 2018, este monumento de la arquitectura industrial celebra su centenario, una efeméride a la que se rinde homenaje con un reloj muy especial, el “Meister Chronoscope Terrassenbau” de edición limitada.

    EDICIÓN TERRASSENBAU
    El “Meister Chronoscope Terrassenbau”, limitado a 100 unidades, presenta caja de oro de 18 k. Las escaleras del edificio, que se conservan en beige y blanco, han servido de inspiración para diseñar la esfera de color champán con tres totalizadores en tono plateado mate.
    La variante en acero de esta edición limitada a 1000 relojes muestra una elegante esfera plateada mate. Ambos modelos incluyen elementos característicos del histórico monumento en sus diseños: la minutería representa el diseño original de los ornamentos de greca de las paredes del edifcio de terrazas. El verde oscuro de la correa de cocodrilo del reloj del centenario representa el color de los azulejos de las paredes y el fondo incorpora un grabado del edificio de terrazas.

    RED DOT AWARD
    La última versión del reloj “max bill” -cuyo diseño se basa en una colaboración realizada entre la firma y el artista suizo Max Bill, y que se ha mantenido casi inalterable hasta nuestros días- ha sido merecedora del Red Dot Award por la alta calidad de su diseño.
    El nuevo modelo presenta caja de acero fino, de 38 mm de diámetro, recubierta con un PVD en un delicado tono dorado. Su esfera es plateada mate, con acabado gris claro, y se ofrece con una elegante correa de piel, de color gris.
    Cabe destacar que el jurado del Red Dot Award tasó alrededor de 6.300 productos. Como ganador, en el futuro el “max bill Automatic” formará parte de la exposición del Red Dot Desgin Museum.

    Oct.05, 2018