• LOGO CRONOS 25 ANIVERSARIO

  • El Calendario Chino Tradicional de Blancpain es una obra maestra de la relojería que combina los principios fundamentales y milenarios del calendario lunisolar de tradición china con el calendario gregoriano. Para celebrar el Año Nuevo chino, la Manufactura desvela una nueva edición limitada de esta Complicación con la imagen del cerdo, el cual concluye el ciclo de sus doce signos del zodiaco y augura un año de abundancia.
    Con el Calendario Chino Tradicional, Blancpain ha superado el reto de reunir mecánicamente dos interpretaciones diferentes del tiempo. Cinco años de investigación y desarrollo han sido necesarios para acoger en el interior de este reloj las principales indicaciones de los calendarios chino y gregoriano. Ha sido toda una proeza técnica, pues cada sistema sigue una unidad de base diferente para dividir el tiempo. Mientras que el calendario gregoriano toma como referencia los días solares, el calendario chino (también denominado lunisolar) se basa en el ciclo lunar, el cual se compone de 29,53059 días. Así, un año de doce meses lunares es unos once días más corto que un año solar. Con el fin de mantener su correspondencia con el ciclo de las estaciones, cada dos o tres años se intercala un mes en el calendario chino. Esta particularidad explica por qué la fecha del Año Nuevo chino varía. Pero la complejidad de este calendario no acaba ahí. Este último cuenta con un sistema de subdivisión del día en 12 horas dobles, que sustituyen a las 24 horas de 60 minutos del calendario gregoriano. Cada una de estas horas dobles está nombrada en orden de acuerdo a las doce ramas terrestres y representadas por uno de los animales del zodiaco chino.
    Toda esta información se dispone en la esfera de esmalte grand feu blanco del Calendario Chino Tradicional de Blancpain. El cerdo, el animal del año, protagoniza la pieza desde una ventanilla situada a las 12 h. Debajo, se encuentra el disco de horas dobles expresadas en cifras y símbolos. Los diez troncos celestes y los cinco elementos pueden verse a las 3 h, mientras que, a las 9 h, podemos ver las dos agujas que indican el mes y el día, así como la pequeña abertura que las complementa para mostrar los meses intercalados. Las fases de la luna, que delimitan los meses en el calendario chino y constituyen un elemento emblemático de los calendarios de Blancpain, resaltan en la ventanilla situada a las 6 h. Finalmente, el calendario gregoriano asociado a estas indicaciones puede leerse en torno al disco horario con la ayuda de una aguja serpentina de acero azulado.
    Esta pieza, cuya fabricación supera en complejidad a la de un calendario perpetuo, está animada por el calibre de carga automática 3638. Este se caracteriza especialmente por su reserva de marcha de siete días, que es posible gracias al uso de tres barriletes dispuestos en serie y provistos de resortes de alto rendimiento. Está protegido frente a cualquier manipulación indebida de sus funciones y alberga un espiral de silicio.

    Ene.23, 2019